Llegan los días largos y cálidos en un entorno apacible y sosegado. El juego entre interior y exterior es constante, donde la paleta de color elegida en los muebles y la decoración ayudan a crear esta sensación de continuidad. Materiales nobles, como la madera y la piedra, contrastan con colores como el negro y el beig en el mobiliario. 

01_butaca
04_salon

El encanto de la esencia, piezas simples y ligeras salpican este amplio recibidor.

07_dormitorio
transparente
pixel

Para resguardarse del calor este porche tiene todo lo que se necesita: una amplia zona de sombra y muebles ligeros y frescos de fibras naturales. Dos cómodos sofás combinados con muebles auxiliares de ratán consiguen crear un espacio del que no querer salir en las tardes de verano. 

pixel
10_terraza